jueves, 15 de enero de 2015

La eliminación de varices sin cirugía


Las varices son dilataciones venosas caracterizadas por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Las varices se forman cuando las válvulas venosas no cierran bien, entonces la sangre comienza a acumularse en las venas, haciendo que se dilaten. Habitualmente, aparecen con más frecuencia en los miembros inferiores, aunque también se pueden encontrar en el esófago (várices esofágicas), en la región anal (hemorroides o almorranas) o en los testículos (varicocele).


Existen diversos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecerlas y estos son: la obesidad, el sedentarismo, los trabajos prolongados de pie, los anticonceptivos, antecedentes personales o familiares de varices o trombosis venosa profunda, antecedentes personales de traumatismo o cirugía de los miembros inferiores, tabaquismo, hipertensión arterial e hipercolesterolemia.

Según en el estado en el que se encuentren estas varices, los síntomas y las consecuencias de su presencia son los siguientes:
  • Estadio I: El sistema venoso superficial se dilata progresivamente.
  • Estadio II: Aparición de molestias (cansancio, pesadez, dolor, calambres, prurito y edemas, este último de gran importancia clínica).
  • Estadio III: Refleja una situación de fracaso absoluto de los mecanismos de regulación del drenaje venoso,  generando cambios en la coloración de la piel, que se vuelve parduzca, y reacciones inflamatorias.
  • Estadio IV: Es la consecuencia final de las alteraciones anteriores, aparecen ulceraciones dolorosas.
La eliminación clásica de las varices se ha dado mediante intervenciones quirúrgicas, pero ahora es posible eliminar varices sin cirugía. Existen diferentes métodos para la eliminación de varices sin cirugía. El primero fue el tratamiento esclerosante, efectivo en varices pequeñas, pero el tratamiento de microespuma esclerosante (la evolución del anterior), garantizó la eliminación del 100% de las varices de un diámetro superior a 8mm. Dejando a un lado los tratamientos con espumas, el láser es actualmente el método más eficaz y menos invasivo para la eliminación de varices sin cirugía y la solución de los problemas vasculares. Además, otra de sus ventajas es que existen diferentes tipos de láser para cada caso.

Si quieres obtener más información sobre la eliminación de varices sin cirugía no dudes en entrar en la página de la clínica estética Nayva

No hay comentarios:

Publicar un comentario